Patatas al Horno Tradicional

  • Patatas al Horno
    Tradicional

  • Patatas al Horno
    con Queso

  • Patatas al Horno
    con Verduras

  • Patatas al Horno
    Rellenas

  • Patatas al Horno
    con Mantequilla


  • "Patatas al Horno Tradicional"

    Receta de Patatas al Horno Tradicional





    Aunque las patatas al horno se pueden preparar de muchas formas diferentes, aquí os mostramos unas de las formas más tradicionales de hacerlas, una forma sencilla, con pocos ingredientes y que están riquísimas.

    Ingredientes:

    - Patatas, 4 grandes
    - Ajo, 6 o 7 dientes grandes
    - Perejil
    - Vino blanco, 200 ml
    - Aceite de oliva virgen
    - Sal


    Preparación:

    Estamos seguros que habrás probado todo tipo de patatas al horno, una receta ideal para servir como acompañamiento de otros platos, ya que hay recetas muy diferentes para hacerlas, debido a que se pueden emplear ingredientes de lo más variado. Sin embargo esta receta que os proponemos aquí es una de las más sencillas y rápidas de hacer, una de las más tradicionales, y que resulta muy sabrosa. Vamos con las indicaciones.

    La cantidad de ingredientes debes ajustarlo según los comensales que vayas a tener en la mesa, ya que con los que te indicamos podrás hacer una rica guarnición para unos 4 comensales. Con una buena patata por persona puedes preparar un acompañamiento ideal para otros platos. Y en cuanto a los demás ingredientes para preparar el aliño de las patatas, puedes ajustarlo a tu gusto, aunque con las cantidades que te damos se consigue un sabor no muy intenso pero muy gustoso.





    Empezaremos preparando la salsa o aliño con el que daremos sabor a nuestras patatas al horno, para lo que vamos a usar una batidora. Pelamos los ajos y los echamos en un vaso en el que poder batir después. Añadimos bastante perejil, que previamente lavaremos bien. Añadimos aceite de oliva virgen, sobre medio vaso, una pizca de sal y el vino blanco. Batimos bien hasta conseguir una salsa cremosa, que reservamos para usar después.

    Nos ponemos ahora con las patatas. Las lavamos bien, las pelamos y las cortamos en rodajas de un grosor similar, de entre medio y un centímetro, para que ni se nos queden duras ni se rompan al hornearlas. Lo mejor es emplear patatas de las conocidas como “viejas”, ya que son las mejores para meter al horno, mucho mejor que las “nuevas”, que son mejores para freír por ejemplo.



    Ponemos el horno a precalentar a 190ºC, y mientras se calienta iremos colocando en una bandeja para horno las patatas, de forma que cuando tengas una capa completa, untas encima con la salsa. Luego colocas otra capa de patatas y vuelves a untar salsa, así hasta acabar. La salsa sobrante la viertes por encima, y metes la bandeja a hornear. En unos 40-45 minutos tendrás las patatas bien hechas, pero es interesante a la mitad de ese tiempo moverlas con cuidado para que se hagan todas por igual. Si ves que aún están un poco duras, déjalas algunos minutos más. Y sírvelas en caliente, verás que ricas te quedan.